Este silencio blogger se debió a cuestiones académicas. Pero frente a la inminente votación de la Ley de Servicios Audiovisuales, resulta imposible no emitir una opinión al respecto. Me manifiesto a favor de este proyecto porque promueve el aspecto social de la comunicación, multiplica las voces, fomenta la producción nacional, abre nuevas fuentes de trabajo, evita la concentración de medios, actualiza la legislación, reemplaza a un decreto de ley nefasto y sus modificaciones de Estado Neoliberal (es decir, estado cero). Que así sea.

El gran ganador

30 jun. 2009

Las elecciones legislativas nos dejan demasiados ganadores y derrotados relativos. Esta confusión refuerza el desdibujamiento del Congreso y su rol en la estructura de poder, que se arrastraba del desconocimiento de parte del electorado que no sabía que se votaba. De todas formas, se pide definir quién ganó y quien perdió con ansiedad. Lo que se deja de lado, es el análisis de que las alianzas mediáticas se aseguraron la victoria.
La campaña más fuerte fue, sin dudas, la de Francisco De Narvaéz que empapeló la provincia, difundió la mayor cantidad de piezas publicitarias, apareció en todos los programas de su canal y bailó en Gran Cuñado. Toda una estrategia eficazmente realizada. Asimismo, contó con el alineamiento del antikirchnerismo con voz en el diario La Nación, Poliarquía y Grondona exhortando al "voto útil".
Del otro lado de la General Paz, Michetti y Macri optaron a la exposición medida pero con los mismos aliados. Aquí ya tenemos a estos empresarios, tan prolijos, elegantes, exitosos, felices y tan cercanos a nosotros, vió? Mauricio, Francisco y obviamente, Marcelo quien completa la triada. Nótese como están vinculados al fútbol y a la televisión, ambos ámbitos donde la gloria y el fracaso están separados por una delgada línea.
Este esquema de buenos-malos, simpáticos-violentos se trasladó a la lectura del escrutinio. Sin la necesaria explicación de que los votos implican la asignación de bancas legislativas y no, quién sale primero. De todos modos, siempre las elecciones parlamentarias funcionaron como un termómetro del humor social con respecto al mandato presidencial. Y esta vez, la voluntad popular tomó una decisión inesperada para el kirchnerismo.
El camino del carro ganador se encadenó con la parodia de Tinelli, de tal forma, que en los festejos del lunes durante todo el programa se mantuvieron los verdaderos carteles del pro como el escenario del bunker del partido.
En la excepción, se encuentran Pino y Sabbatella que quedaron afuera del Gran Cuñado, como las otras fuerzas de la izquierda. O como los candidatos cuyo discurso resulta complejo para sintetizarlo en maquillaje. En el caso del Acuerdo Cívico y Social, rápidamente salieron del reality guionado con la nominación de Carrió e instalando la polarización en la campaña bonaerense. Desde la salida al aire, se dejaron de lado a los otros candidatos como Alfonsín, Prat Gay y Stolbizer.
Sin embargo, el conductor más popular aclaró que no había ningún tipo de intención política en el envío humorístico. Quizás, se trate de la plataforma de Tinelli 2011, no?

***
Imperdible es el video que salió a la luz, el detrás de cámara de un spot de Macri que se intenta sacar de la Red. Es un blooper tan escandaloso como el de Ibarra.

Precisiones sobre la lectura

25 jun. 2009


"En contextos de crisis, la literatura nos da otro lugar, otro tiempo, otra lengua, una respiración. Se trata de la apertura de un espacio que permite la ensoñación, el pensamiento, y que da ilación a las experiencias Una crisis es como una ruptura, un tiempo que reactiva todas las angustias de separación, de abandono, y produce la pérdida de ese sentimiento de la continuidad que es tan importante para el ser humano. Las narraciones, entre otras cosas, nos reactivan ese sentimiento, no sólo porque tienen un comienzo, un principio y un fin, sino también por el orden secreto que emana de la buena literatura. Es como si el caos interno se apaciguara, tomara forma"

Michèle Petit, antropóloga.

Ver Nota Completa La Nación 25/6/2009

Oído al pasar

31 may. 2009


"Los de a pie, necesitamos al gran Paturuzú
un cacique popular, porque lo demás
es solamente entretenimiento..."

Bachicha- Andrés Calamaro

30 may. 2009


En tiempos en los que desde los multimedios demonizan el estatismo, recordemos a Raúl Scalabrini Ortiz a 50 años de su fallecimiento.

Civilización y Barbarie, siglo XXI

24 may. 2009

Nada es casual en la vida y mucho menos, cuando nos expresamos de manera espontánea y artística. En el acto para festejar el año que falta para el Bicentenario, la presencia de Pablo Lescano fue excelente. Si el arte tiene que hacer vibrar el intelecto o algún sentimiento, el líder de Damas Gratis lo logró. Su sola presencia entonando el himno a Sarmiento fue una patada, la explicites de las contradicciones en las que estamos inmersos.
Con el característico sonido de la cumbia villera, Lescano le cantó al padre del aula y creador del paradigma histórico del Facundo, y pateó el tablero. Porque en la vigencia de las ideas de Sarmiento, Lescano representa la barbarie, esa masa inculta que debe ser desterrada, que cambia de nombre pero siempre le toca estar abajo. Así pasaron los "grasitas", "los negros", "los bolitas", los que quedaron afuera del amparo del Estado y de la educación pública que el prócer también ideó.
Y la genialidad de que la cumbia villera interprete al hombre que luchó "con la espada, con la pluma y la palabra" se resignifica porque conquistó el escenario pagado por el gobierno de Macri. Una gestión (porque así gustan decir) que se le crispan los pelos por perder grandes negocios por las villas y que considera que los maestros que exigen mejor paga son "vagos". En ese armado, Lescano es ovacionado por el público que festeja una nueva mano de Dios.

Conexiones inconcientes

22 may. 2009

Este post responde a un capricho de conectar imágenes desde puntos distantes como lo son el arte y la publicidad. En este blog, no faltaron las críticas a distintas piezas publicitarias por su énfasis en defender el status quo y reforzar estereotipos.
Esta vez, sólo voy a comentar el gusto que me causa ver la campaña del café Arlistán que, para quienes aún no la vieron, se trata de una nave que surca los cielos llamada Arlíscafo. El artefacto no responde a lo que podemos identificar como un avión o un pájaro, sino que es una suerte de arca que vuela y que tiene partes de diferentes ambientes, que la marca asocia con los momentos de disfrutar de un rico café. Ni hablar de que su mecanismo de propulsión sea un tiki taka cuyo choque eleva la nave.



Personalmente, el Arlíscafo me hace acordar a "Vuel Villa", mi obra preferida de Xul Solar. No sé si los creativos lo tuvieron en cuenta, pero el cuadro se ubica en el imaginario más utópico del artista, donde los símbolos alfanuméricos y los colores unen a la humanidad en armonía dejando atrás a los idiomas y las religiones actuales. Al tiempo que en la publicidad, la nave une lugares que implican una pausa en el día dedicada al placer sensorial y también, de la posibilidad del encuentro, o al menos darle una chance.

Cerró la Feria hasta el año que viene

La Feria del Libro de Buenos Aires de 2009 llegó a su fin. Es, quizás, uno de los únicos eventos de la "Cultura" más multitudinarios y un éxito comercial en un sector poco rentable. No faltaron las charlas, las presentaciones, los tumultos, las figuras y las cámaras, como siempre. Sin duda, la televisión fue la gran protagonista porque, como una tendencia de estos años, las publicaciones más comentadas son de personajes famosos por el fulgor de la caja boba.
Incluso, con las lecturas de grandes obras se recurre a actores reconocidos desde la pantalla chica. Allí va el noticiero y el magazine, en busca de famosos y sus anécdotas. El círculo entra en funcionamiento y el público va.
Sería reduccionista hablar de un sólo público, porque hay varias razones por las que mucha gente no deja de pasarse por la Feria: estudiantes, aficionados, profesionales, entre otros. Pero, ¿toda la masa que asiste lee durante el año?¿Es posible que, en contra de todos los pronósticos, la gente consuma libros si aún prefiere informarse por la televisión?¿O sólo se lee lo que publican los famosos de la tv? Son cuestiones a resolver.

El soporte del libro electrónico

En Estados Unidos ya está a la venta el Kindle, como un ipod de libros, que sin cables se conecta a Amazon.com y permite la descarga de miles de títulos, con previo pago. Todo está en el aire, parece.
Desde lo técnico, se vende como un dispositivo que perdona la vista al usuario porque usa una escala de grises "amigable". De alguna manera, continúa con el formato del libro, sólo que para correr la página, un botón será suficiente. Asimismo, se puede acceder a los matutinos norteamericanos (también, mediante suscripción).
Sin embargo, cada adelanto tecnológico implica una amenaza. En este caso, aún no están resueltas: la piratería en Internet y la muerte del libro en papel (sí, así en tono catástrofe lo pronostican hace años). Cabe aclarar que recién el kindle esta disponible en pocos países, donde el sistema de pago en Amazon funciona.
La incógnita es, a mi parecer, como generamos nuevos lectores, porque lo que se fue perdiendo es la lectura y no el libro, en ese orden.

Links
Diario El Mundo

Los fulanos

2 may. 2009


La trampa del personalismo

Las candidaturas testimoniales ya están institucionalizadas: el mecanismo fue reconocido y justificado por los jugadores; la Justicia dio el ok y se gastaron las palabras en debates sobre moral, ética y democracia. De modo que, como un destino inevitable, el 28/6 votaremos y el lunes siguiente, nos enteraremos quién es el suplente del ganador, es decir el fulanito. Un nombre en la lista que no figura en las encuestas, no tiene cara mediática pero, obviamente, enarbola la bandera de "nuestro proyecto".
Los personalismos en la política son cosa de estos últimos años en Argentina a causa, en parte, de la deslegitimación de los partidos. Una corriente que tiende a borrar las instituciones, todo lo colectivo y lo que nos trasciende, en aras de el llamado individualismo eficiente que pone todo en su justo equilibrio, o casi todo. Así se construyeron los nombres propios bajo la dinámica del show business pero sin sustancia.
En los últimos meses, con la aceleración de los tiempos electorales hay que poner en la vidriera a los de mayor rating para ganar o para dejar a los otros afuera. Al menos eso indican ciertas decisiones. Sin duda, las legislativas suponen un test popular al Oficialismo y a la oposición en vistas a la próxima presidencial. Se trata de comparar fuerzas para acceder al principal poder, porque está claro que a nadie le importa demasiado que pase en el Congreso.
En plena campaña, tanto el Macrismo como el Kirchnerismo hablan de defender “el Proyecto” o “el Modelo”, que cada uno dice detentar particularmente. Y siguiendo el plan, cambian figuritas, porque ahora parece que los cargos no importan demasiado sino que el partido gane. Ahora lo más extraño es que si, realmente, las fuerzas políticas deben pensarse a largo plazo para consolidarse en el poder, ¿por qué se valen de los candidatos de mejor imagen?
Es cierto que sacar un buen cuadro de la galera no es fácil, no hay oferta suficiente. Y si seguimos las encuestas, los de mejor imagen ya ocupan puestos de poder, tal es el caso de Michetti, Scioli, intendentes del Conurbano o el mismísimo Néstor al frente del PJ (o ¿hay algún otro lugar de mayor poder?). Entonces, los jefes de partido se valen de personalismos para defender el proyecto o el modelo. Suena como un trabalenguas, ¿no?
Pero lo confuso continua porque es “testimonial” la presencia de estos apellidos impresos en grandes letras de las boletas. Es decir, que no van a asumir sus cargos en el caso que sean bendecidos por la tan valorada voluntad popular, sino que la actitud supone el apoyo al partido. Un hermoso gesto porque las campañas son desgastantes: hay que sacarse fotos, hablar en los actos, aguantarse al periodismo y sobretodo, ocultar lo no fiable de cada personalidad. Un claro ejemplo de alguien incómodo en su postulación es la ex vicejefa de GCBA explicando su decisión o como la decidieron.
Aquí aparece el fulanito (sin ánimos de ofender) quien asumirá la banca y tendrá voz y voto en los debates del Parlamento. Si es que somos optimistas de escuchar algún debate sobre ciertas temáticas que así lo merecen: violencia, aborto, despenalización del consumo de drogas, reforma fiscal y el incipiente sobre la ley de radiodifusión. El hecho es que de los fulanitos no se habla, ni siquiera se pregunta. Ellos si que son sacrificados porque les mezquinan los brillos de la tele.
Sin duda, estas elecciones son vitales porque todos las quieren ganar. Miren a De Narváez que se gasta todo su dinero en campaña, antes de que empiece, para ocupar un puesto similar al que tiene y que aún no presentó ningún proyecto de ley en calidad de legislador. Es interesante toda su planificación comunicacional porque tiene el objetivo de posicionarse para gobernador bonaerense y de ahí, sólo resta el cielo.
Así, podemos seguir con las paradojas de la campaña eternamente, pero esta vez el centro de la cuestión son los fulanitos, ¿les conoceremos las caras?

¿Buen Comer?

17 abr. 2009


"Buscamos platos que nos requieran poco esfuerzo, pero a los que pedimos que sean sanos, que tengan Omega3, que no tengan grasas “trans” y que encima vengan en un paquete cerrado y listo para comer. (...) Hay una angustia general con respecto a la comida, y hay más personas con enfermedades como la obesidad, la bulimia y la anorexia, que están relacionadas directamente con la alimentación. Tenemos un tema cultural no resuelto con la comida y, además, hay otro punto importante: la comida que nos ofrecen es cada vez peor."

Narda Lepes

Fuente: Revista Nueva

Un Prócer Contemporáneo

1 abr. 2009


Ayer fue un día de espera de lo inevitable y una vez que decantó el dolor ante la pérdida, llegó el turno de la gratitud ante el actuar sólido del ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín. En los medios se escucharon diversas voces que destacaban que se había ido "el último gran político", "que ya no quedan otros iguales", "hombre honesto", "partidario", "republicano", entre otras cosas.
Sin duda, la perspectiva histórica lo erige como el padre de esta nueva etapa democrática, quizás como un prócer contemporáneo de los Derechos Humanos y de esa necesidad de paz en esta tierra. Asumió en el dolor porque los militares habían regado sangre en todos lados, sembraron el horror y dejaron un Estado saqueado. Pero su valor como estadista radica en saber leer esa herida tan grande que generó esa primavera democrática, un júbilo desbordante porque toda la pesadilla terminaba. Y Alfonsín puso palabras de paz en el miedo, justicia para los represores, libertad tras eliminar la censura previa y unión luego de tanta muerte.
Multitudes lo apoyaron, no por su bandera radical sino su andar en tiempos de dictadura para lograr la liberación, con el peligro que conllevaba; por recordar los ideales del preámbulo como la síntesis de otro modo de vida en libertad y con el compromiso de sentar bases para el futuro. Pero él también supo enunciar que la democracia no iba a ser fácil, que quizás nos lleve mucho tiempo y tenía razón. No lo dejaron, los dinosaurios estaban vivos y como buenos cobardes amenazaron ante el miedo que la Justicia llegue. Y después están los otros, los que no se ven, los que no llevan armas pero que desestabilizan y están ahí esperando en nombre de salvar al mercado. Hoy no requieren de tropas ni generales, porque tiene mucho más poder.
Hubo errores en su mandato pero hoy entendemos que el sistema democrático no perdona y treinta años más tarde, la renovación de la Corte Suprema anularía las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Pero el actuar de Alfonsín fue un ejemplo en la Latinoamérica oprimida en este sinuoso camino en búsqueda de igualdad y paz.
Ya como ex presidente firmó el Pacto de Olivos que si bien permitió la re-elección presidencial, también incluyó un cambio fundamental en el orden jurídico como es la inclusión de los derechos de los consumidores y usuarios; y de los Tratados Internacionales con jerarquía constitucional. De este modo, esto nos queda: una gran legislación y el compromiso del Estado argentino con los Derechos Humanos y esta democracia en construcción permanente que tiene sus idas y vueltas para llevarla a un modo de vida.

Un nuevo aniversario de un comienzo de una etapa sombría y cuyas consecuencias tienen presencia en nuestros días. Son 33 años del Ultimo Golpe Militar, el más cruento de una triste sucesión del siglo XX. Es lamentable que desde que se estableció este día para conmemorar a la víctimas (todos, pero hay quienes no ven los daños) y exigir "Juicio y Castigo", me encontré en la situación de explicar porque hoy es feriado a personas que vivieron la época ó quizás la miraron por la ventana.
Entonces la consigna es "conmemorar", esto es "con memoria", lo que pasó. No se trata de rencores sino exigirle al Estado y a muchos sectores de poder, su mea culpa, y el debido resarcimiento por aterrorizar a la sociedad. Ya se logró la anulación de las llamadas "Leyes del Perdón", pero los juicios están atascados y muchos acusados gozan de libertad, de una impunidad de más de tres décadas. Junto al hecho que aún hay una parte importante del Poder Judicial cuyo personal fue nombrado en ese período, a cambio de priorizar la "Seguridad Nacional" sobre los Derechos Humanos.
La última línea del párrafo anterior parece muy actual, si nos guiamos por lo publicado en este mes en muchos medios: Seguridad/Inseguridad, Mano Dura/Derechos Humanos. Con una repetición incesante, hubo canales que salvaron su programación por el lapso de dos semanas. Tal es el caso de América, cuyos noticieros dedicaron más de mitad de la emisión a notas de la inseguridad reforzadas por las intervenciones de su conductor, Guillermo Andino, que estuvieron más cerca de ser incendiarias que de generar calma.
Podríamos decir que el periodismo tiene la obligación de cubrir los hechos y efectivamente, hay robos, secuestros y sobretodo, violencia. Pero hay modos de presentarlos vinculados a la ideología del medio. Sin embargo, este canal no es sólo de noticias, sino que gran parte de las horas destinadas al "espectáculo" fueron rellenadas hablando de la inseguridad y los modos más fáciles de solucionar un problema de décadas de gestación. Así escuchamos a Susana "El que mata tiene que morir" Giménez, Marcelo "siempre fui defensor de los derechos humanos" Tinelli, Cacho "que pongan un muro en la Plaza de Mayo" Castaña y Patricio "hay que darle Paco a todos los pibes, así se mueren más rápido" Giménez. Estos representantes de "la voz del pueblo" (aquí viene el cuestionamiento si uno es del pueblo o a dónde pertenece, no?) llenaron el aire de la tele y de un canal cuyo dueño arma su carrera política a base de "su propuesta" (¿?) para solucionar la inseguridad. Sin embargo, Francisco De Narváez luego no se presenta en el Congreso para discutir las leyes que buscan proteger a las mujeres víctimas de violencia familiar. Claro, porque eso no es inseguridad, sino "un delito del orden privado", dicen quienes no se preocupan.
En esos discursos desfilaron rasgos de ese pasado sombrío bajo el título del "sentido común" y en medios de comunicación desregulados por el Decreto-ley de radiodifusión nacido en la última dictadura militar. Años más tarde y en democracia, diferentes gobiernos otorgaron más concesiones a las grandes empresas. Hoy aparece un proyecto para cambiarlo. Una reforma necesaria e importante ya que toca un sector muy concentrado y, obviamente, se viene un tiempo de puja feroz de poderes. Sería interesante que en la nueva ley se obligara a las empresas mediáticas a expresar su apoyo a un candidato o partido en tiempos eleccionarios y se prohiba la propiedad de las licencias a quienes tengan puestos en cualquier de los tres poderes o en empresas de otro rubro, para que también quienes son formadores de la opinión pública les llegue la hora de la memoria, la verdad y la justicia.

Efectos colaterales

5 mar. 2009

Como en una guerra hay ataques, estrategia y reflejos para atacar y defenderse. Pero a veces las acciones no tienen el resultado esperado: es dañada la sociedad civil o bien, el desastre genera que la opinión pública (para sintetizar, medios masivos, organismos internacionales y la calle) también se ponga en contra. Esto es lo que se llama "efectos colaterales".
Lo cierto es que en la última quincena se dieron algunos hechos no en la guerra, sino en la política nacional, que nos hacen pensar en el "sin querer queriendo". Obviamente, ante cada decisión está la posibilidad del error, y su presencia, en el mejor de los casos, puede hacernos titubear. Al entrar en un año electoral con la crisis mundial de fondo, todo está más caldeado. Aparecen héroes, víctimas, ganadores y perdedores. S,í como en la guerra. Pero con la excepción de que los roles cambian de un momento a otro. Paso a dar ejemplos de estas últimas semanas.
Fue comentado, repetido, criticado el desaire que el Gobierno le hace al vicepresidente Cobos luego de su "no positivo" tembloroso, que lo catapultó como un referente de la oposición o como un traidor, según de donde se lo mire. Podríamos hablar largo de las conflictivas relaciones con los vice en la historia argentina, pero es para otro post u otro blog. La decisión de Cobos le trajo una visibilidad desproporcionada a su propuesta, quizás a lo que alguna vez imaginó, pero fue quien aquietó las aguas. La 125 no se puso en marcha, dos meses después el mercado se derrumbaría y el campo lo lamentaría.
Dentro de lo que no se dice por parte de los dirigentes, de uno y otro lado, hay símbolos con los que el kirchnerismo siempre actuó. Esta vez, en el natalicio de San Martín le quitaron los granaderos al acto que presidió el vice opositor. Con el fin de desgastarlo, desde los medios esto agiganta a la víctima y la acción va en sentido contrario. No es la primera vez de estos pequeños desaires, sólo que en esta oportunidad el efecto colateral cayó sobre la ciudad de Yapeyú. Esa que conocemos por los libros de historia como el lugar donde nació y creció el padre de la Patria. Sus habitantes esperan cada año su fiesta para recordar al Prócer, con su casita cuidada y, obviamente, la escolta de los Granaderos. De todos modos, el acto se realizó con Cobos sin esos soldados azules con galera pero con la imagen del pueblo despidiendo en la terminal al micro con los efectivos mirando por la ventanilla.
Otro caso es el del senador Reutemann que abandonó el bloque oficialista con mucho ruido mediático. Otra vez, se formó al héroe, "a la nueva figura de la oposición", "a la grieta en el Gobierno", luego se unieron más en esa separación. Hombres poderosos en sus provincias con pasados vinculados al caudillismo. Pero aquí, el ex corredor de F1 surgió sin demasiadas palabras, tal como es su estilo, oscilando entre la tibies y la parquedad. Como cuando en la sucesión de Duhalde no aceptó la candidatura oficial, argumentando que había visto cosas que no le gustaban y nunca más volvió a explayarse. Sólo se fue, como en las inundaciones en la provincia que gobernaba, Santa Fe.
Entonces, ¿su desvinculación del bloque del Frente para la Victoria hiere al gobierno? No, todo lo contrario. El efecto colateral de Reutemann es la ganancia del oponente porque el partido perdió a ciertas figuras con dudosa imagen para la opinión pública. Una fuga de cerebros. Sí, se descuentan ciertos votos seguros en la Cámara alta, pero todo puede cambiar de un momento a otro. Es el tiempo de las alianzas, es el tiempo caldeado.

Sé solamente bella

1 mar. 2009

"Espejito, espejito, ¿quién es la más bella?", interrogaba con insistencia la malvada del cuento Blancanieves y desde el otro lado, arrogantemente se sentenciaba que la más hermosa era aquella hacendosa joven que vivía en el bosque sin ostentar fama alguna. Simplemente era bella.
En cada cuento hay una princesa que sueña con su príncipe azul y la vida de una reina. Si en la Cenicienta, había un hada que convertía a la heroína en una bella joven y a la calabaza en carruaje, hoy en Colombia, el final feliz se resuelve en: "Sin tetas no hay paraíso".
Hoy no hay tal espejo mágico, pero sin duda hay imágenes de lo que hay q tener para pertenecer. Lejos de Bogotá, la quinceañera Catalina pide "salir de este agujero", tal como lo reza la canción de la serie. Y no tiene muchas opciones en el horizonte o al menos, ninguna sencilla y de resultados seguros. Ella tiene una familia compuesta por su madre y su hermano mayor; un novio (de su mismo origen) y un grupo de amigas con iguales aspiraciones: "dinero para comprarme todo lo que quiero".
En este orden, el poder lo ostentan los narcos y para entrar a ese círculo de poder, hay que alistarse a su servicio. De este modo, para los muchachos ( como el hermano de Catalina) queda empezar como sicario; mientras que para las chicas, ser putas. La única condición es ser leal a ese orden.
Catalina es muy joven, bella, ambiciosa pero ingenua. Se ofrece en el mercado, pero no tiene curvas exuberantes. Está más cerca de una modelo que de una vedette. Por eso, no tiene el mismo precio que sus amigas y no es demandada por "los duros". Es decir, le faltan tetas, pero no tiene dinero para operarse y es menor de edad para tal cirugía. De ahí, su obsesión por operarse y convertirse en la "querida" de uno de la organización.
Hasta aquí, el conflicto de Catalina y su universo. No voy a adelantar más (para quienes no la vieron), ni repetir (para aquellos que si la siguieron) su itinerario para cumplir con el lema: "Sin tetas no hay paraíso"; sino que voy a destacar ciertos aspectos interesantes de esta ficción.
Sin duda, la frase "basada en una historia real" resulta atractiva y mucho más si esta acompañada por la información de que fue llevada a un libro y que su autor, Gustavo Bolivar Moreno, la adaptó para televisión. Tiene su resultado: esta muy bien contada. Es destacable cómo no pierde su nexo con el escenario natural: Latinoamérica, con sus personajes, sus modismos y su modo de vivir.
Aquí no hay español neutro, sino miles de regionalismos coloquiales (que el espectador aprende su sentido a lo largo de las emisiones). Allí reside un aspecto llamativo del relato: no hablan diferente entre las clases porque su origen es el mismo. Es decir, entre los narcos y estas chicas no hay grandes distancias de vocabulario. Obviamente, la jerga del negocio y las limitaciones educativas de estas heroínas falsas abren una brecha, pero no sustancial. Entonces, con los jefes tienen el mismo origen pero ellos son millonarios, cuentan con el poder de las armas y de un ejército a sus pies. Son algo así como los nuevos ganadores.
También, "Sin tetas.." tiene el valor de exponer este orden, que no se cuestiona, aquí Catalina lucha por entrar en él. No para manejar una organización, sino para disfrutar de sus beneficios. La fuerza de la protagonista es su belleza y su inocencia ante EL negocio.
Aunque pertenecer tiene su precio: la pérdida de la libertad hasta la vida misma. Esto es porque si logra ingresar en este círculo se convierte en cómplice, si la suerte cambia y si no, será un objeto en un orden sumamente machista.
Esta ficción colombiana no pierde coherencia con la tv actual: no denuncia, ni juzga, sólo cuenta una historia con algo de sexo(con la prostitución sin prejuicio desde la mirada de la protagonista, donde ser puta es un medio para convertirse en una señora), crimen y costumbrismo. Es una gran historia basada en una vida más.

Link:
Entrevista a Gustavo Bolivar Moreno

Pecado

24 feb. 2009


A proposito de una nota en Página 12

Interesante es la propuesta de David Michael Bruno quien realiza una campaña en Internet con una consigna simple: Vivir con sólo 100 objetos. Se trata de ingeniárselas para ser rebelde en este sistema y lo más paradójico es que proviene de un estadounidense, autoproclamado como conservador.
Si bien no implica desprenderse de todo, ya que hay algunos guiños como que todos tus libros o discos se cuenten como un solo ítem en tu lista, no deja de ser un comienzo. Para Bruno, una decisión fundamental es desahacerse del televisor porque por allí somos seducidos por la publicidad de una manera irresistible. Después veremos que hacemos con Internet, no? Parece que esta gran crisis empezó a generar estas acciones para cuestionarnos acerca del stylelife y de nuestra relación con la naturaleza.
Así que es cuestión de ponerse a contar ¿qué es tan importante fuera de nosotros que no podríamos vivir sin él?
Más información en No o clickea en la lista de "Notas para destacar".

Tartagal

19 feb. 2009

Tanta violencia en algún momento, vuelve.

El desafío del cambio

18 feb. 2009

El pasado domingo Hugo Chávez ganó en los comicios y es preciso no confundir las cosas, a pesar de los erróneos titulares de los matutinos: no se votó la eternidad de Chávez sino el cambio en la constitución que permite la reelección indefinida dentro de un sistema democrática. En todo caso, su perpetuidad dependerá de las sucesivas decisiones de la mayoría de los venezolanos.

Hasta aquí es para celebrar el sí, la posibilidad que una propuesta con los ojos en la Latinoamérica no tenga límites temporales ya que las revoluciones no se hacen de un día para otro, si realmente tenemos un intento de revolución más estable. Para aceitar el proceso ya la ley esta a su lado, extendiendo el lapso para desentrañar una trampa en su núcleo, un valor esencial para este sistema contra el que se lucha, al menos desde el discurso.

Aquí no se trata del cuidado de las instituciones con la periodicidad de los cargos, porque bien sabemos que las alternancias en el poder no han garantizado nada. Especialmente, cuando con el agotamiento del Estado, gobierna un mercado voraz, cuya cabeza no cambia. En el caso de Chávez, lo más peligroso y quizás débil del proyecto, es centrarse en una única figura porque boicotea un objetivo principal: agrupar más voluntades con la conciencia en este sur, generar líderes, superar los personalismos para que finalmente, el proceso tenga continuidad y mayor apoyo.

En algo tan sencillo está la trampa, porque esa personalización es un arma de doble filo acuñada por el mismo capitalismo al que Chávez le intenta construir una versión latinoamericana más socialista y menos sumisa al Norte. De modo que en la búsqueda de una reelección indefinida se acepta un individualismo alimentado por la paradoja que nadie resiste hacer algo cuyo resultado no sabe si va a poder ver. Y si, así son los plazos de la revolución: largos, como los que se ironizaba a Keynes por esto de que "a corto plazo, nada cambia y a largo plazo, nos morimos". Pero son los que implican estos cambios estructurales.

Hay ciertas señales esperanzadoras en el escenario. El proceso de Evo en Bolivia, con una constitución redactada en lo simple y lo llano para acercar a toda una población a la ley que siempre le fue esquiva. O mejor dicho, humanizar la letra con los valores aborígenes.

"Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos".
Fragmento del Preámbulo de la Constitución de Bolivia
También en medio de esta crisis mundial aparece la oportunidad para que Latinoamérica confluya en un bloque fuerte que fomente la cooperación regional, la financiación de sus Estados en condiciones más favorables y que proteja de sus emigrantes de las acciones xenófobas que comienzan a emerger. Y es esencial, que en la región haya gobiernos elegidos democráticamente y cercanos en ciertas posturas.

Es esperanza.

Entrevista Virtual

Me llegó una invitación a responder una entrevista sobre el periodismo actual en WhoHub, un directorio que reune las opiniones de profesionales de la comunicación, las artes, la tecnología y el marketing. Aquí les dejo el link e incluso se pueden dejar comentarios y leer otros perfiles de otros países para cotejar concepciones.

C.D.

El señor Cortàzar

12 feb. 2009


Es inevitable no recordarlo cuando contamos los años que ya no está aquí con nosotros. Hay miles de maneras de homenajear a Julio Cortázar y son igualmente disfrutables. A nivel individual, estas fechas nos llevan al momento en qué te enterás de la noticia o si te cruzaste con algún protagonista un instante antes. Por un capricho del tiempo, no fui su contemporánea, ni guardo registros de su adiós, pero sí se me viene la imagen de los primeros cuentos que leí y de las sensaciones que me produjo. Incluso de ciertos paisajes y climas que vuelven a mí, con frecuencia.
En mi escuela primaria pública, había una biblioteca alimentada por el aporte de los alumnos y de las compras de la cooperadora. Allí estaban "Casa Tomada" y "La autopista del Sur y otros cuentos". No puedo determinar cuál leí primero, pero sí la intensidad del primero y la asfixia que provocaba. Sumergirse en la historia hasta vivirla en carne viva es emocionante e inolvidable. Más tarde, entendí las interpretaciones de ese cuento, su anclaje con la realidad.
En cambio, "La autopista..." me envolvió, así lo recuerdo. Ese gran embotellamiento en París, perdía el pasaporte, de alguna manera era otro no lugar convertido en tragedia. Muchas veces creo que algún día eso nos va a pasar en Buenos Aires, en plena hora pico: quedar atascados y así de pronto, mirarnos presos de la comodidad. Cada vez dudo más si es muy lejano, por eso Cortázar me parece grande.
Incluso en esa biblioteca, Cortázar llegaba a ser gigante. Sin saber demasiado de él, sin poder describir su cara, se lo respetaba por clásico. Luego de entrar en sus páginas, se materializaba la admiración por mantener cautiva la atención en una primera lectura. Sin duda, la interpretación cambia con los años. Ese es el encanto de la relectura, pero hay algo de magia en tener ciertas imágenes tan presentes luego del paso del tiempo.

Recomendación:
Canal Encuentro Jueves 12/02 a las 19:00
Cortázar, documental dirigido por Tristán Bauer

Un año

11 feb. 2009

Hace unos pocos días este blog cumplió su primer año en la Red. Es increíble cómo pasó el tiempo y si bien, su edad no se corresponde con la cantidad de posts y la frecuencia, intentó ser un espacio de creación y de intercambio.
Lejos de las noticias instantáneas, la idea sigue siendo parar la pelota y mirar un poquito más allá de nuestros hombros e intereses. Sin olvidar las coordenadas latinoaméricanas y este tiempo confuso, pero lleno de oportunidades.
Por esa misma concepción, a veces no me resulta sencillo actualizar y eso pone en duda la continuidad de Letras Púrpuras. Sin embargo, siento que es mi refugio y una construcción que esta en proceso, que tiene altibajos, que finalmente tiene vida.
Aquí estamos entonces, con pretensiones en cuanto a los contenidos, a discutir el mundo mediático en que nos insertaron, con un pasado reciente pero lo suficientemente sólido para sostenerse.
Por un año más, ¡salud!

Faltan certezas en medio de esta crisis mundial. Esto no es nuevo, pero si en un mundo variable y caótico como el de estos tiempos, la única seguridad con precio en el mercado financiero se derrumbó y expuso todas sus flaquezas. Resulta difícil hacer pronósticos pero es inevitable tener ciertas percepciones o quizás corazonadas sin demasiados argumentos lógicos en un momento crucial para la historia.
Paradójico es que los tiempos en que se desarrolla un proceso social a escala planetaria son ignorados por su lentitud en el vértigo de las comunicaciones actuales. De modo que sólo queda escuchar el minuto a minuto de las principales bolsas de valores y seguir tal como lo decía Tato: "Chichipios míos a seguir laburando y ¡good show!".
En medio de la tormenta, los grandes titulares y las breaking news de las cadenas de noticias se desdibujan y pierden valor al instante de imprimirse. Demasiados hechos del 2008, así de golpe como las primeras erupciones de un volcán. Entre ellas, la llegada, vista como profecía, de un negro (para evitar eufemismos como "persona de color" que son más discriminatorios que la discriminación misma) a la presidencia de Estados Unidos: Barack Obama. Y el color cambió su significado. Si la inestabilidad de los mercados eran connotados como "el día negro" de la economía, ahora este resultado de las elecciones yanquis, revertía el sentido y el "futuro negro" se adapta como un comodín editorial.
A pesar de la visión generalizada de que la victoria de Obama como un signo de tolerancia y democracia en la tierra más conservadoramente intolerante, en el lenguaje se mantienen estas asociaciones ideológicas al color. Sumamente arbitrarias que evidencian sus fisuras en los titulares de los medios. Ahora por sólo ser negro está dotado de toda luz de esperanza y es la promesa de darle voz y poder a los históricos relegados. Cuestión de color.
Entre los extremos, hay zonas grises alimentadas de la prudencia y sostenidas por postulados ciertos. Personalmente, la llegada de Obama me hace oscilar entre la esperanza, el pesimismo, la paranoia y el escepticismo. Sin duda, los cambios suponen una mirada optimista sumado al hecho que la elección generó la participación de un mayor número de votantes, algo inédito en el stylelife capitalista. Esto es de atomizar mentes con la anestesia del consumo ilimitado en nombre de la libertad (de mercado).
En simultaneo, es imposible no pensar en la dimensión de la recesión estadounidense, algo también desconocido para ese país, como motor a la masiva asistencia para sufragar. Y las heridas de los últimos ocho años urgadas por la administración Bush, que por carácter transitivo, contribuyó a un mundo más violento. Ante el antecedente, cualquier cambio es positivo.
En cuanto al personaje, Barack Obama parece salido de Hollywood: joven, inteligente, excelente oratoria, gran prestancia y conciliador. Otra vez el extremo contraste. El sentido paranoico que dice que ningún mensaje es casual, indica aquí que este candidato tan perfecto y simpático parece haber sido creado con el fin de reforzar el encantamiento cultural entre EEUU y el resto del mundo, ante el desgaste evidente de la última década. Demasiada sangre y ahora, ineficiencia económica corroe a este planeta.
Al fin y al cabo, Obama es negro, no tanto pero es más "exótico" que sus predecesores, y por más que nos quieran vender que en su piel lleva el pigmento revolucionario, es yanqui y seguramente, no hubiese llegado a ese lugar sin ser todo lo conservador que este Orden exige. Quizás su llegada contribuya a hacer este mundo un poquito más respirable y/o le alargue la vida a este capitalismo que mostró que los engranajes ya no funcionan como antes. Quedará para nuestra región, pensar en blanco: lograr la unión sudaméricana para salir a flote en el naufragio.

Destellos en el aire

9 ene. 2009

Deseo de Buena Estrella

3 ene. 2009


Ya ha corrido mucha agua debajo de este puente
me ha sobrado y me ha faltado inspiración
puede ser que suene muy desafinado
es que me desafina el corazón
Vamos hoy a levantar la copa del amigo
necesito estar lo mas cerca que pueda de ti
y fundirme con tu espíritu divino
y sentir que, si, se puede ser feliz
Times are changing
Times are changing
Times are still changing
They are changing for me
A todos algo ya nos ha golpeado duro
y vimos algo tras el velo del amor
pero es que ya no soy tan chico ni tan puro
que hasta me parece ingenuo el rock and roll
He perdido y he encontrado mi cabeza
despertándome en el charco de la sangre del mezcal
con la cara un poco mas desfigurada
ten cuidado con las mezclas y a no desanimar
Times are changing
Times are changing
Times are still changing
They are changing for me
Es genial por fin haber tocado fondo
porque ya no se puede bajar mucho mas
ves ese hilo de luz que está ahí arriba
es tu buena estrella, te protegerá
Entonces cuando todo al fin se vuelve insoportable
cuando el mundo y el veneno dan dolor
todavía sigue allí tu buena estrella
buena estrella para todos, para vos
Times are changing
Times are changing
Times are still changing
They are changing for me
Yo también jugué muy sucio
y en eso estoy de acuerdo
cuando hablé desde el sentido y la razón
pero es que es que existe una ley
nadie es perfecto
vos también tendrás lo tuyo corazón
Nos veremos en la cárcel o en conciertos
yendo atrás de algún perfume de mujer
Ya nos vemos en el siglo veintiuno
una buena estrella también viene con él.