Faltan certezas en medio de esta crisis mundial. Esto no es nuevo, pero si en un mundo variable y caótico como el de estos tiempos, la única seguridad con precio en el mercado financiero se derrumbó y expuso todas sus flaquezas. Resulta difícil hacer pronósticos pero es inevitable tener ciertas percepciones o quizás corazonadas sin demasiados argumentos lógicos en un momento crucial para la historia.
Paradójico es que los tiempos en que se desarrolla un proceso social a escala planetaria son ignorados por su lentitud en el vértigo de las comunicaciones actuales. De modo que sólo queda escuchar el minuto a minuto de las principales bolsas de valores y seguir tal como lo decía Tato: "Chichipios míos a seguir laburando y ¡good show!".
En medio de la tormenta, los grandes titulares y las breaking news de las cadenas de noticias se desdibujan y pierden valor al instante de imprimirse. Demasiados hechos del 2008, así de golpe como las primeras erupciones de un volcán. Entre ellas, la llegada, vista como profecía, de un negro (para evitar eufemismos como "persona de color" que son más discriminatorios que la discriminación misma) a la presidencia de Estados Unidos: Barack Obama. Y el color cambió su significado. Si la inestabilidad de los mercados eran connotados como "el día negro" de la economía, ahora este resultado de las elecciones yanquis, revertía el sentido y el "futuro negro" se adapta como un comodín editorial.
A pesar de la visión generalizada de que la victoria de Obama como un signo de tolerancia y democracia en la tierra más conservadoramente intolerante, en el lenguaje se mantienen estas asociaciones ideológicas al color. Sumamente arbitrarias que evidencian sus fisuras en los titulares de los medios. Ahora por sólo ser negro está dotado de toda luz de esperanza y es la promesa de darle voz y poder a los históricos relegados. Cuestión de color.
Entre los extremos, hay zonas grises alimentadas de la prudencia y sostenidas por postulados ciertos. Personalmente, la llegada de Obama me hace oscilar entre la esperanza, el pesimismo, la paranoia y el escepticismo. Sin duda, los cambios suponen una mirada optimista sumado al hecho que la elección generó la participación de un mayor número de votantes, algo inédito en el stylelife capitalista. Esto es de atomizar mentes con la anestesia del consumo ilimitado en nombre de la libertad (de mercado).
En simultaneo, es imposible no pensar en la dimensión de la recesión estadounidense, algo también desconocido para ese país, como motor a la masiva asistencia para sufragar. Y las heridas de los últimos ocho años urgadas por la administración Bush, que por carácter transitivo, contribuyó a un mundo más violento. Ante el antecedente, cualquier cambio es positivo.
En cuanto al personaje, Barack Obama parece salido de Hollywood: joven, inteligente, excelente oratoria, gran prestancia y conciliador. Otra vez el extremo contraste. El sentido paranoico que dice que ningún mensaje es casual, indica aquí que este candidato tan perfecto y simpático parece haber sido creado con el fin de reforzar el encantamiento cultural entre EEUU y el resto del mundo, ante el desgaste evidente de la última década. Demasiada sangre y ahora, ineficiencia económica corroe a este planeta.
Al fin y al cabo, Obama es negro, no tanto pero es más "exótico" que sus predecesores, y por más que nos quieran vender que en su piel lleva el pigmento revolucionario, es yanqui y seguramente, no hubiese llegado a ese lugar sin ser todo lo conservador que este Orden exige. Quizás su llegada contribuya a hacer este mundo un poquito más respirable y/o le alargue la vida a este capitalismo que mostró que los engranajes ya no funcionan como antes. Quedará para nuestra región, pensar en blanco: lograr la unión sudaméricana para salir a flote en el naufragio.

Destellos en el aire

9 ene. 2009

Deseo de Buena Estrella

3 ene. 2009


Ya ha corrido mucha agua debajo de este puente
me ha sobrado y me ha faltado inspiración
puede ser que suene muy desafinado
es que me desafina el corazón
Vamos hoy a levantar la copa del amigo
necesito estar lo mas cerca que pueda de ti
y fundirme con tu espíritu divino
y sentir que, si, se puede ser feliz
Times are changing
Times are changing
Times are still changing
They are changing for me
A todos algo ya nos ha golpeado duro
y vimos algo tras el velo del amor
pero es que ya no soy tan chico ni tan puro
que hasta me parece ingenuo el rock and roll
He perdido y he encontrado mi cabeza
despertándome en el charco de la sangre del mezcal
con la cara un poco mas desfigurada
ten cuidado con las mezclas y a no desanimar
Times are changing
Times are changing
Times are still changing
They are changing for me
Es genial por fin haber tocado fondo
porque ya no se puede bajar mucho mas
ves ese hilo de luz que está ahí arriba
es tu buena estrella, te protegerá
Entonces cuando todo al fin se vuelve insoportable
cuando el mundo y el veneno dan dolor
todavía sigue allí tu buena estrella
buena estrella para todos, para vos
Times are changing
Times are changing
Times are still changing
They are changing for me
Yo también jugué muy sucio
y en eso estoy de acuerdo
cuando hablé desde el sentido y la razón
pero es que es que existe una ley
nadie es perfecto
vos también tendrás lo tuyo corazón
Nos veremos en la cárcel o en conciertos
yendo atrás de algún perfume de mujer
Ya nos vemos en el siglo veintiuno
una buena estrella también viene con él.