Pecado

24 feb. 2009


A proposito de una nota en Página 12

Interesante es la propuesta de David Michael Bruno quien realiza una campaña en Internet con una consigna simple: Vivir con sólo 100 objetos. Se trata de ingeniárselas para ser rebelde en este sistema y lo más paradójico es que proviene de un estadounidense, autoproclamado como conservador.
Si bien no implica desprenderse de todo, ya que hay algunos guiños como que todos tus libros o discos se cuenten como un solo ítem en tu lista, no deja de ser un comienzo. Para Bruno, una decisión fundamental es desahacerse del televisor porque por allí somos seducidos por la publicidad de una manera irresistible. Después veremos que hacemos con Internet, no? Parece que esta gran crisis empezó a generar estas acciones para cuestionarnos acerca del stylelife y de nuestra relación con la naturaleza.
Así que es cuestión de ponerse a contar ¿qué es tan importante fuera de nosotros que no podríamos vivir sin él?
Más información en No o clickea en la lista de "Notas para destacar".

Tartagal

19 feb. 2009

Tanta violencia en algún momento, vuelve.

El desafío del cambio

18 feb. 2009

El pasado domingo Hugo Chávez ganó en los comicios y es preciso no confundir las cosas, a pesar de los erróneos titulares de los matutinos: no se votó la eternidad de Chávez sino el cambio en la constitución que permite la reelección indefinida dentro de un sistema democrática. En todo caso, su perpetuidad dependerá de las sucesivas decisiones de la mayoría de los venezolanos.

Hasta aquí es para celebrar el sí, la posibilidad que una propuesta con los ojos en la Latinoamérica no tenga límites temporales ya que las revoluciones no se hacen de un día para otro, si realmente tenemos un intento de revolución más estable. Para aceitar el proceso ya la ley esta a su lado, extendiendo el lapso para desentrañar una trampa en su núcleo, un valor esencial para este sistema contra el que se lucha, al menos desde el discurso.

Aquí no se trata del cuidado de las instituciones con la periodicidad de los cargos, porque bien sabemos que las alternancias en el poder no han garantizado nada. Especialmente, cuando con el agotamiento del Estado, gobierna un mercado voraz, cuya cabeza no cambia. En el caso de Chávez, lo más peligroso y quizás débil del proyecto, es centrarse en una única figura porque boicotea un objetivo principal: agrupar más voluntades con la conciencia en este sur, generar líderes, superar los personalismos para que finalmente, el proceso tenga continuidad y mayor apoyo.

En algo tan sencillo está la trampa, porque esa personalización es un arma de doble filo acuñada por el mismo capitalismo al que Chávez le intenta construir una versión latinoamericana más socialista y menos sumisa al Norte. De modo que en la búsqueda de una reelección indefinida se acepta un individualismo alimentado por la paradoja que nadie resiste hacer algo cuyo resultado no sabe si va a poder ver. Y si, así son los plazos de la revolución: largos, como los que se ironizaba a Keynes por esto de que "a corto plazo, nada cambia y a largo plazo, nos morimos". Pero son los que implican estos cambios estructurales.

Hay ciertas señales esperanzadoras en el escenario. El proceso de Evo en Bolivia, con una constitución redactada en lo simple y lo llano para acercar a toda una población a la ley que siempre le fue esquiva. O mejor dicho, humanizar la letra con los valores aborígenes.

"Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos".
Fragmento del Preámbulo de la Constitución de Bolivia
También en medio de esta crisis mundial aparece la oportunidad para que Latinoamérica confluya en un bloque fuerte que fomente la cooperación regional, la financiación de sus Estados en condiciones más favorables y que proteja de sus emigrantes de las acciones xenófobas que comienzan a emerger. Y es esencial, que en la región haya gobiernos elegidos democráticamente y cercanos en ciertas posturas.

Es esperanza.

Entrevista Virtual

Me llegó una invitación a responder una entrevista sobre el periodismo actual en WhoHub, un directorio que reune las opiniones de profesionales de la comunicación, las artes, la tecnología y el marketing. Aquí les dejo el link e incluso se pueden dejar comentarios y leer otros perfiles de otros países para cotejar concepciones.

C.D.

El señor Cortàzar

12 feb. 2009


Es inevitable no recordarlo cuando contamos los años que ya no está aquí con nosotros. Hay miles de maneras de homenajear a Julio Cortázar y son igualmente disfrutables. A nivel individual, estas fechas nos llevan al momento en qué te enterás de la noticia o si te cruzaste con algún protagonista un instante antes. Por un capricho del tiempo, no fui su contemporánea, ni guardo registros de su adiós, pero sí se me viene la imagen de los primeros cuentos que leí y de las sensaciones que me produjo. Incluso de ciertos paisajes y climas que vuelven a mí, con frecuencia.
En mi escuela primaria pública, había una biblioteca alimentada por el aporte de los alumnos y de las compras de la cooperadora. Allí estaban "Casa Tomada" y "La autopista del Sur y otros cuentos". No puedo determinar cuál leí primero, pero sí la intensidad del primero y la asfixia que provocaba. Sumergirse en la historia hasta vivirla en carne viva es emocionante e inolvidable. Más tarde, entendí las interpretaciones de ese cuento, su anclaje con la realidad.
En cambio, "La autopista..." me envolvió, así lo recuerdo. Ese gran embotellamiento en París, perdía el pasaporte, de alguna manera era otro no lugar convertido en tragedia. Muchas veces creo que algún día eso nos va a pasar en Buenos Aires, en plena hora pico: quedar atascados y así de pronto, mirarnos presos de la comodidad. Cada vez dudo más si es muy lejano, por eso Cortázar me parece grande.
Incluso en esa biblioteca, Cortázar llegaba a ser gigante. Sin saber demasiado de él, sin poder describir su cara, se lo respetaba por clásico. Luego de entrar en sus páginas, se materializaba la admiración por mantener cautiva la atención en una primera lectura. Sin duda, la interpretación cambia con los años. Ese es el encanto de la relectura, pero hay algo de magia en tener ciertas imágenes tan presentes luego del paso del tiempo.

Recomendación:
Canal Encuentro Jueves 12/02 a las 19:00
Cortázar, documental dirigido por Tristán Bauer

Un año

11 feb. 2009

Hace unos pocos días este blog cumplió su primer año en la Red. Es increíble cómo pasó el tiempo y si bien, su edad no se corresponde con la cantidad de posts y la frecuencia, intentó ser un espacio de creación y de intercambio.
Lejos de las noticias instantáneas, la idea sigue siendo parar la pelota y mirar un poquito más allá de nuestros hombros e intereses. Sin olvidar las coordenadas latinoaméricanas y este tiempo confuso, pero lleno de oportunidades.
Por esa misma concepción, a veces no me resulta sencillo actualizar y eso pone en duda la continuidad de Letras Púrpuras. Sin embargo, siento que es mi refugio y una construcción que esta en proceso, que tiene altibajos, que finalmente tiene vida.
Aquí estamos entonces, con pretensiones en cuanto a los contenidos, a discutir el mundo mediático en que nos insertaron, con un pasado reciente pero lo suficientemente sólido para sostenerse.
Por un año más, ¡salud!